Un muerto al derrumbarse un estacionamiento en el Bajo Manhattan

Un estacionamiento en Ann Street en el bajo Manhattan colapsó el martes por la tarde, matando a una persona e hiriendo a otras cinco, dijeron las autoridades.

Las imágenes y el video de la escena en 37th Ann Street, entre las calles Nassau y William, mostraban autos tirados uno encima del otro y polvo levantándose de los restos. El derrumbe envió escombros desde el último piso hasta el nivel de la calle.

Un clip de imágenes de una azotea cercana mostró una nube de polvo que se elevaba desde abajo, mientras una voz distante gritaba: “¡Fuera! ¡salir! ¡Fuera!”, respondió una voz cercana a la cámara con un solo y sorprendente descaro.

Las autoridades inicialmente dijeron que había informes de personas atrapadas, pero el jefe del Departamento de Bomberos, John M. Esposito dijo en una conferencia de prensa en el lugar del derrumbe que creía que todos los trabajadores en el garaje estaban contabilizados.

El alcalde Eric Adams, hablando en una conferencia de prensa, dijo que cuatro de los heridos dentro de la cueva fueron hospitalizados. No especificó la naturaleza de sus lesiones. Una quinta persona se negó a recibir atención médica, el Sr. dijo Adams. Las autoridades no identificaron de inmediato a la persona que murió en los escombros.

El departamento de bomberos sacó a su personal de servicios de emergencia del sitio inmediatamente después de responder debido a preocupaciones sobre la integridad de los restos del edificio. Las autoridades dijeron que estaban usando rescatistas que usaban escaleras de torre, drones y un equipo de perros robóticos para encontrar víctimas.

Según los registros del Departamento de Edificios, el edificio es propiedad de On Street LLC. Lance Howard, identificado en los registros del departamento como contacto de la empresa, no respondió a una solicitud de comentarios.

Kazimir Wilencik, comisionado activo de edificios de la ciudad de Nueva York, señaló en una conferencia de prensa que el edificio ha tenido varias infracciones abiertas desde 2003, aunque se presentaron planes para arreglarlas en 2010.

Uno de 2003, que figura como abierto en el sitio web del departamento, cita «grietas en el techo del primer piso» y «falta de concreto que cubre las vigas de acero». No estaba claro el martes si esas condiciones habían corregido o contribuido al declive.

Después del derrumbe, los vehículos de emergencia llenaron las calles aledañas, los trabajadores llevaban camillas y herramientas de corte metidos bajo la cinta amarilla de la policía.

El director de arte Cesaro Glamer, de 39 años, que trabaja en el noveno piso de un edificio en William Street justo enfrente del garaje, dijo que escuchó el ruido y corrió hacia la ventana con algunos colegas. Al principio, dijo que pensó que lo que escuchó fue un terremoto hasta que vio «autos colapsando uno encima del otro».

«Empacamos y nos fuimos», dijo Glamer.

Sebastian Consoli, de 19 años, estudiante de mercadotecnia en la Universidad Pace cerca del lugar del colapso, estaba durmiendo en su dormitorio al lado del garaje cuando de repente se despertó a lo que describió como «de siete a 10″ alrededor de las 4 p.m. El segundo auge más largo».

«Miré por la ventana y fue como si el estacionamiento se hubiera derrumbado, básicamente», dijo.

READ  Al menos 60 personas resultaron heridas en una explosión en la planta cerca de Moscú, según medios estatales rusos.

Dijo que vio autos doblados en ángulos extraños en la parte superior del garaje. «El sitio estaba básicamente muy inclinado», dijo.

Los residentes del refugio se fueron rápidamente y dos horas después, el Sr. Consoli seguía esperando con los demás a que la dejaran entrar. La escuela se ofreció a proporcionar alojamiento a cualquiera que no pudiera encontrar un lugar para dormir, dijo.

Ariel Stern, de 32 años, de Manhattan, gerente de construcción que trabaja a una cuadra de distancia en Ann Street, dijo que su auto quedó atrapado entre los escombros. Llegó allí alrededor de las 11 am del martes.

“Por lo general, salgo del trabajo a las 4:30 o 5 p. m.”, dijo, y explicó que estaba ocupada y no llegaba a su automóvil a la hora habitual. «Me atraparon hoy y estoy agradecido de no haber entrado».

miguel d reagan, hurubi-mego Y mateo hack Informe aportado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *