Los peronistas argentinos subieron en las encuestas para sellar una segunda vuelta con un kilometraje extremo

BUENOS AIRES, 22 oct (Reuters) – de Argentina La coalición peronista gobernante desafió las expectativas de celebrar las elecciones generales del país el domingo, preparando el escenario para una segunda vuelta polarizada el próximo mes entre el ministro de Economía, Sergio Massa, y el extremista libertario de extrema derecha, Javier Mili.

Massa obtuvo el 36,6% de los votos, más del 30% de ventaja sobre Millay, mientras que la conservadora Patricia Bulrich quedó atrás con el 23,8%, con el 98% de los votos contados, un resultado que desafió las encuestas preelectorales que habían predicho una victoria libertaria.

A pesar de la sorprendente fuerza de los peronistas que supervisan que la inflación alcance los tres dígitos por primera vez desde 1991, una intrigante segunda ronda entre los dos modelos económicos polares opuestos está programada para el 19 de noviembre.

La decisión alivia las preocupaciones sobre un cambio radical en la política en medio de una victoria decisiva de Milley, quien propuso dolarizar la economía y cerrar el banco central, pero aún deja al país con pocas respuestas a su peor crisis económica en dos décadas.

Los argentinos acudieron en masa a las urnas el domingo en medio de problemas económicos y enojo con las élites tradicionales.

«Sé que mucha gente que votó por nosotros está sufriendo», dijo Massa después de los resultados. «Nuestro país enfrenta una situación compleja, difícil, llena de desafíos que enfrentar… No los voy a derrotar».

READ  Incluso los seguidores de Tim Scott están "decepcionados" con su campaña

Muchos han culpado a los peronistas, pero Massa -un moderado- ha negado que las redes de seguridad social y los subsidios del gobierno sean importantes para muchos argentinos en apuros, incluido un truco reciente que muestra cómo las tarifas de trenes y autobuses aumentarían drásticamente si perdiera.

La noticia parece haber tocado una fibra sensible.

Carlos Gutiérrez, un albañil de 61 años que fue a votar el domingo, dijo que «el peronismo es el único lugar que da a los más pobres la posibilidad de tener lo básico al alcance de la mano».

Mientras tanto, Miley ha propuesto medidas radicales como la dolarización de la economía y ha criticado a socios comerciales clave como China y Brasil. Está a favor de la reducción del tamaño del gobierno y en contra del aborto.

Un candidato necesita el 45% de los votos, o el 40% y una ventaja de 10 puntos, para ganar directamente el domingo.

Como resultado, preparar las cosas sutilmente y expulsar al candidato del establishment de la carrera, Fulrich, provocará nerviosismo en los tambaleantes mercados el lunes, con poca claridad sobre el camino a seguir por el país.

«Nunca hemos tenido tanta polarización», dijo Silvia Monto, una jubilada de 72 años que votó en Buenos Aires el domingo.

Gráficos de Reuters

‘Un poquito más nos agobia’

Miley prometió «motosierrar» la situación económica y política, apelando a algunos votantes enojados, hartos del aumento de los precios en lugar de los salarios, con su mensaje desgarrador.

“Él es el único que entiende la situación del país y cómo salvarlo”, dijo Nicolás Mercado, un estudiante porteño de 22 años.

Miley, en un discurso desafiante tras el resultado, dijo que pelearía para ganar la segunda ronda el próximo mes.

READ  El comercio de Evergrande en China se detiene a medida que surgen nuevos problemas en el mercado inmobiliario

«Estamos ante las elecciones más importantes de los últimos 100 años», afirmó. Trabajando juntos podemos ganar, trabajando juntos podemos restaurar el país.

Los funcionarios electorales informaron de una participación del 74% en las primarias de agosto, pero significativamente menor que la participación del 81% en las últimas elecciones y la participación más baja en las elecciones generales desde el retorno a la democracia en 1983.

Quien gane tendrá que maniobrar la economía con soporte vital: las reservas del banco central están vacías, se espera una recesión después de una gran sequía y un programa de 44 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI) está tambaleándose.

Silvana Desilio, de 37 años, ama de casa de la provincia de Buenos Aires, dijo que era difícil ver un resultado positivo sin importar quién ganara.

«Todos los gobiernos hacen promesas y nos ahogan un poco más. Parece increíble, pero estamos empeorando. Leemos que otros países se han ocupado de nuestros problemas cada vez mayores», afirmó.

Gráficos de Reuters Gráficos de Reuters

Información de Nicholas Miskul; Información adicional de Eliana Raszewski, Jorge Otaola, Maximilian Heath, Lucila Sigal, Walter Bianchi, Claudia Gaillard, Leo Benassatto y Miguel Lo Bianco; Editado por Adam Jordan, John Stonestreet, Lisa Schumacher, Diane Croft y Sri Navarathanam

Nuestros estándares: Principios de confianza de Thomson Reuters.

Obtener derechos de licenciaAbre una nueva pestaña

Anna-Catherine Brigida es reportera en Buenos Aires, donde cubre la política y la economía de Argentina desde 2023. De 2015 a 2022, fue reportero independiente en Centroamérica, donde cubrió caravanas de migrantes, juicios históricos de derechos humanos y noticias de última hora. Elecciones, derechos reproductivos y más en El Salvador, Guatemala y Honduras. Ha tenido un interés especial en cubrir las criptomonedas desde que comenzó a informar sobre el tema después de la histórica decisión de El Salvador de legalizar bitcoin en 2021. Su investigación sobre el asesinato de exiliados en El Salvador fue seleccionada como finalista en 2019 en Reportajes Internacionales para el Premio Livingston para Jóvenes Periodistas.

READ  SpaceX lanza el cohete Falcon 9 con dos satélites de Internet O3b - Vuelo espacial ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *