Los trabajadores de Trump Mar-a-Lago movieron las cajas un día antes de que llegara el FBI por los documentos

El personal de Donald Trump movió cajas de documentos el día antes de que dos agentes del FBI y un fiscal visitaran la casa del expresidente en Florida. Para los que saben.

Trump y sus ayudantes supuestamente realizaron un «ensayo general» para mover documentos confidenciales antes de recibir la citación de mayo de 2022, según personas familiarizadas con el asunto.

Los fiscales han reunido evidencia de que Trump a veces mantuvo documentos clasificados a la vista y, a veces, se los mostró a otros.

En conjunto, los nuevos detalles de la investigación de documentos desclasificados sugieren una mayor amplitud y especificidad de los casos de posible obstrucción identificados por el FBI y el Departamento de Justicia de lo que se informó anteriormente. Eso amplía la línea de tiempo de posibles episodios de disturbios que los investigadores están examinando, desde los eventos en Mar-a-Lago antes de la citación. Después de una redada del FBI el 8 de agosto.

Los presidentes y vicepresidentes manejan rutinariamente documentos clasificados, pero las pautas estrictas de varios estatutos tienen pautas claras al respecto. (Vídeo: Adriana Euro/The Washington Post)

Ese cronograma podría resultar crítico ya que los fiscales buscan determinar la intención de Trump de quedarse con cientos de documentos clasificados después de que abandone la Casa Blanca. The Washington Post informó anteriormente que las cajas se sacaron del almacenamiento después de que la oficina de Trump recibió una citación. Pero el momento preciso de esa actividad es un aspecto importante de la investigación, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

La actividad del gran jurado en el caso se ha desacelerado en las últimas semanas, y los abogados de Trump han tomado medidas, incluida la descripción de su posible defensa a los miembros del Congreso y la búsqueda de una reunión con el fiscal general. Creen que el final de la carga está cerca. Después de meses de frenéticos procedimientos en la corte federal de Washington, el gran jurado encargado del juicio no se ha reunido desde el 5 de mayo. Fue la pausa más larga del panel desde diciembre, cuando el fiscal general Merrick Garland nombró a Jack Smith como asesor especial para dirigir la investigación y coincidió con las vacaciones de fin de año.

Trump ha negado haber actuado mal en cada caso. “Esto no es más que una cacería de brujas dirigida y políticamente motivada contra el presidente Trump diseñada para interferir con las elecciones y evitar que el pueblo estadounidense lo devuelva a la Casa Blanca”, escribió el portavoz de Trump, Steven Cheung, en un comunicado. “Como todos los demás engaños lanzados contra el presidente Trump, este intento de corrupción fracasará”.

READ  Una histórica tormenta de mayo trae nieve y temperaturas frías récord a los Grandes Lagos

Cheung acusó a los fiscales de «ignorar la decencia pública o las reglas fundamentales que rigen el sistema legal», y dijo que los investigadores «hostigaron a todos los que trabajaban». [for]ha trabajado [for]O apoyar a Donald Trump.

«Durante las negociaciones sobre la devolución de los documentos, el presidente Trump le dijo al alto funcionario del Departamento de Justicia: ‘Háganos saber cualquier cosa que necesite de nosotros'», continuó. “Que el Departamento de Justicia negara esta cooperación y realizara una redada en Mar-a-Lago demuestra que el régimen de Biden ha armado al Departamento de Justicia y al FBI”.

Un portavoz de Smith se negó a comentar. Los funcionarios del Departamento de Justicia dijeron anteriormente que realizaron la búsqueda después de meses de esfuerzos infructuosos para recuperar todos los documentos clasificados en Mar-a-Lago.

De particular importancia para los investigadores en el caso de los documentos clasificados, dijeron personas familiarizadas con la investigación, fue la evidencia de que las cajas de documentos fueron trasladadas a un área de almacenamiento el 2 de junio, antes de que el abogado principal de justicia Jay Pratt llegara a Mar-a. – Lagos con agentes. 3 de junio visita de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley El material de respuesta debe recopilarse antes de mayo de 2022 Gran jurado exigirá la devolución de todos los documentos con identificaciones clasificadas.

El abogado John Irving, que representa a uno de los dos empleados que movieron las cajas, dijo que el trabajador no sabía qué había en ellas y que solo estaba tratando de ayudar al valet de Trump, Walt Nauta, a mover el lote usando una plataforma rodante o una carretilla de mano. Cajas.

«El 2 de junio de 2022, el video de seguridad de Mar-a-Lago lo mostró ayudando a Walt Nauta a mover cajas a un área de almacenamiento. Mi cliente vio al Sr. Nauta moviendo las cajas y se ofreció a ayudarlo», dijo Irving. Al día siguiente, el empleado ayudó a Nauta a empacar un SUV «cuando el expresidente Trump fue a Bedminster a pasar el verano».

El abogado dijo que su cliente, un antiguo empleado de Mar-a-Lago a quien se negó a identificar, había cooperado con el gobierno y «no tenía motivos para pensar que ayudar a mover las cajas fuera significativo». Otros familiarizados con la investigación confirmaron el papel del empleado y dijeron que las autoridades lo interrogaron varias veces.

READ  Plains, Georgia, da la bienvenida a casa a la primera dama

Irving representa a varios testigos en el juicio, y su bufete de abogados está siendo pagado por el PAC Save America de Trump, según muestran los informes de divulgación. El abogado de Nauta, Stanley Brandt, se negó a comentar.

Los investigadores han tratado de recopilar evidencia de que Trump o personas cercanas a él ocultaron deliberadamente documentos clasificados del gobierno.

En la tarde del 2 de junio, el mismo día en que los dos empleados movieron las cajas, el abogado de Trump se comunicó con el Departamento de Justicia y dijo que los funcionarios podían visitar Mar-a-Lago y recoger documentos clasificados relacionados con la citación. Brad y los agentes del FBI llegaron al día siguiente.

Los abogados de Trump entregaron a las autoridades un sobre sellado que contenía 38 documentos clasificados y una certificación firmada de que se había realizado una «búsqueda sustancial» de los documentos solicitados por la citación y que todos los documentos relevantes habían sido devueltos.

Como parte de esa visita, Pratt y los agentes fueron invitados a recorrer una sala de almacenamiento donde los asistentes de Trump dijeron que se guardaban cajas de documentos de su presidencia. Los documentos judiciales presentados por el Departamento de Justicia indican que los abogados de Trump dijeron a los visitantes que no se podía abrir ninguna de las cajas en la sala de almacenamiento ni ver su contenido.

Cuando los agentes del FBI obtuvieron una orden judicial para registrar Mar-a-Lago dos meses después, encontraron a más de 100 personas. Documentos secretos, algunos en la oficina de Trump y otros almacenados.

En una presentación judicial de agosto que explica el registro, los fiscales presentaron evidencia de «conducta obstructiva» en respuesta a la citación, y escribieron que los documentos «pueden haber sido escondidos y sacados de una sala de almacenamiento».

Incluso antes de que la oficina de Trump recibiera la citación en mayo, los fiscales también reunieron evidencia de lo que algunos funcionarios llamaron un «ensayo general» para trasladar documentos gubernamentales que no quería entregar, dijeron personas familiarizadas con la investigación.

El término «ensayo general». Una opinión judicial sellada publicada a principios de este año se utilizó en una de varias batallas legales sobre el acceso del gobierno a testigos y pruebas específicos, dijeron algunas personas. Se usó para describir un episodio en el que Trump supuestamente revisó el contenido de algunas cajas que contenían material clasificado, pero no todas, dijeron estas personas. Los New York Times Reportado por primera vez El equipo de Trump realizó lo que «aparentemente fue un ensayo general» antes de que llegara la citación.

READ  Datos de Nueva Jersey sobre disparidades económicas y raciales Autismo, discapacidad intelectual | espectro

Durante ese tiempo, Trump y su equipo legal se han involucrado en un ida y vuelta con la Administración Nacional de Archivos y Registros sobre si tomó los registros y activos de la Casa Blanca que deberían permanecer con el gobierno. Esa controversia sobre los registros del presidente finalmente condujo al descubrimiento de documentos clasificados en Mar-a-Lago, algunos de ellos altamente confidenciales, incluida información sobre las capacidades nucleares de un país extranjero; el sistema de misiles de Irán; y recopilación de inteligencia dirigida a China.

El expresidente, familiarizado con la situación, dijo a sus ayudantes que quería asegurarse de conservar los documentos que consideraba de su propiedad.

Trump y los documentos de Mar-a-Lago: una cronología

Ese episodio de ensayo general es uno de los muchos casos en los que los investigadores están buscando posibles motivos en las acciones de Trump y quienes lo rodean. Sin embargo, los abogados de Trump y algunos de esos testigos han argumentado en los últimos meses que los fiscales ven la secuencia de eventos bajo una luz más sospechosa. Smith dice que el equipo lo tiene Afirma sin razón que las personas no están tratando de ocultar nada al gobierno, sino que están realizando tareas rutinarias e inocentes al servicio de su empleador.

Más de un testigo ha dicho por separado a los fiscales que Trump a veces mantiene documentos confidenciales a la vista en su oficina de Florida, donde otros pueden verlos, dijeron personas familiarizadas con el asunto. A veces se los mostraba a la gente, incluidos asistentes y visitantes.

Dependiendo de la fuerza de esa evidencia, tales relatos podrían socavar gravemente las afirmaciones de Trump o sus abogados de que no sabía que estaba en posesión de material clasificado.

Personas familiarizadas con la situación dijeron que el equipo de Smith ha completado gran parte de su trabajo de investigación en el caso de los documentos y ha descubierto algunos episodios distintos de comportamiento prohibitivo.

Uno de los casos sospechosos de obstrucción fue el 2 de agosto. La gente dijo que eso sucedió después de una búsqueda del FBI el 8 No proporcionaron más detalles, pero The Guardian informó anteriormente que en diciembre, los abogados de Trump encontraron una caja que contenía gráficos de la Casa Blanca. Algunos de los clasificados en Mar-a-Lago. En ese caso, un asistente subalterno trasladó la caja de la oficina de arrendamiento del gobierno en las cercanías de West Palm Beach.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *